Cuidar tu vista, clave para incrementar la seguridad vial

“La mala visión es uno de los principales factores de riesgo al volante. Sin embargo, más de dos millones de españoles conducen sabiendo que su vista no está en plenas facultades”. Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del estudio ‘Visión y conducción: hábitos y percepciones sobre el impacto de la visión en la seguridad vial’, dentro de la iniciativa ‘La seguridad vial empieza por una buena visión’, impulsada por Essilor, la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el Real Automóvil Club de España (RACE) y Cepsa y que se puede consultar mediante una guía útil de consejos al respecto y que podemos resumir en la siguiente frase: cuidar tu vista, clave para incrementar la seguridad vial.

Algunas de las afirmaciones que podemos encontrar en esta guía útil, que puedes descargarte en este enlace, es que “la visión es el sentido más importante para tomar decisiones en la conducción y puede afectar directamente al tiempo de reacción”, así como el hecho de que “muchos conductores no son conscientes de la necesidad de proteger los ojos de los deslumbramientos, ya sea por el sol o cuando la conducción se efectúa por la noche”. 

¿Y cómo podemos incrementar nuestra seguridad vial? Según destaca esta guía, para la conducción diurna debemos utilizar gafas de sol si es necesario, tanto si es es un viaje corto como un viaje largo el sol, sobre todo de primera hora de la mañana y última va directo a los ojos. 

Utilizar gafas de sol adecuadas

Asimismo, “utilizar unas gafas de sol adecuadas es fundamental para evitar esos momentos en que hay que cerrar los ojos porque el sol ciega. Y debemos utilizar gafas de sol graduadas en el caso de tener algún tipo de problema visual o gafas de óptica con las lentes adecuadas para protegerse del sol y no dañar los ojos.

Además, debemos llevar gafas de repuesto, tal y como nos recuerda la DGT, que recomienda llevar unas gafas de repuesto en el caso de tener algún problema visual. Así, una rotura o una pérdida de las gafas que se están utilizando será un simple caso de mala suerte. 

En definitiva, al igual que otros aspectos como la velocidad, la guía nos recuerda una frase que no debemos olvidar si queremos incrementar nuestra seguridad vial: “nunca se debe conducir si no se llevan las gafas necesarias”.

Sin comentarios

Escribe un comentario